domingo, 27 de abril de 2014

TENGO ACNÉ Y DESPUÉS DEL VERANO ESTOY PEOR. ¿Qué puedo hacer?

Fotografía: Meritxell Ticó Aguilar
El sol es muy beneficioso para la piel con tendencia acnéica dado que tiene una acción antiséptica y antiinflamatoria.
El sol seca los granos y hace desaparecer las imperfecciones bajo el bronceado. 
De esta manera, en verano siempre verás que tu piel parece más nítida y más lisa.

Por otro lado, uno de los mecanismos de defensa que tiene la piel frente al sol es la hiperqueratinización, es decir, el engrosamiento de ésta.
En el caso de la piel con tendencia acnéica, esta hiperqueratinización no es del todo beneficiosa.

A la larga, el sol amplifica las imperfecciones provocando un engrosamiento de la capa córnea que favorece la retención de las células y del sebo en el folículo pilosebáceo. Esta obstrucción provoca inevitablemente erupciones cutáneas importantes cuando desaparece el bronceado.

Por este motivo, a la vuelta del verano te das cuenta de que tienes peor la piel.

¿Cómo puedo evitar tener el efecto rebote después del verano?
Puedes cuidar tu piel grasa en verano para que a la vuelta no tengas el efecto rebote.

Una manera de evitarlo es utilizando productos que tengan efecto queratolítico para evitar que tu piel se engrose mucho.

Has de saber aprovechar los efectos beneficiosos del sol protegiendo tu piel regularmente con un fotoprotector específico como mínimo con un SPF 30 y que tenga una textura adecuada para tu tipo de piel.

En la farmacia puedes encontrar fotoprotectores que tienen efecto queratolítico donde se mejora la calidad del sebo y evita los molestos brillos.

No sé cómo debo tratar mi piel grasa en verano
Los pasos a seguir por la mañana son:

  1. limpiar la cara con un gel o solución micelar que limpie y purifique tu piel a diario
  2. aplicar la crema. Aquí hay 2 opciones:
  • aplicar una crema queratorreguladora, purificante y calmante específica para pieles grasas y aplicar encima un filtro solar adecuado para tu piel.
  • aplicar un fotoprotector solar que ya lleve la acción queratorreguladora, purificante y calmante

Los pasos a seguir por la noche son:
  1. limpiar la cara con un gel o agua micelar que limpie y purifique tu piel
  2. aplicar una crema que actúe en las causas y las consecuencias de las imperfecciones severas
Si haces todo ésto, tu piel te lo agradecerá y evitarás el acné en septiembre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario