domingo, 25 de octubre de 2015

Una de las grandes desventajas de la prisa es que lleva demasiado tiempo

Fotografía ©: Meritxell Ticó Aguilar
Con esta frase de Gilbert Keith Chesterton hemos querido titular la nueva entrada de nuestro blog.

De tod@s es sabido que ir con prisas todo el día no sirve de nada y puede que lleguemos a sentirnos internamente acelerados.

Si vivimos con prisa, la prisa llega a convertirse en un estilo de vida, vivimos con estrés y ansiedad, no disfrutamos del momento, dejamos la vida pasar porque no observamos lo que ocurre en el presente y no escuchamos a los demás porque nuestra cabeza va pasada de revoluciones.

Por otro lado, el estrés y la ansiedad es uno de los factores de riesgo que pueden resultar perjudiciales para nuestro corazón.

Como dice Patricia Ramírez en La prisa como estilo de vida, "¡Basta! Pare, reduzca, contemple, mire a su alrededor y levante el pie del acelerador... El tiempo es algo para saborear, incluso cuando tiene que entregar un informe de forma urgente."

¿Cómo conseguir vivir la vida sin prisa?
1.- Prioriza: ordena tu agenda en función de tus preferencias, con sentido común y responsabilidad. Recuerda que has de priorizar familia, trabajo, amigos, tu propia felicidad,...
2.- Pon límites en los horarios: a una hora concreta el trabajo tiene que estar acabado, ésto centra la atención en la actividad.
3.- Decir una palabra mágica: ¡NO! : no puedes anteponer los deseos de los demás siempre antes que los tuyos, luego no llegarás a poder gestionar tus asuntos.
4.- Desconecta: del whatsapp, de las redes sociales, de los emails,... si en ese momento estás realizando otra actividad que requiera de tu atención. Si hubiera alguna cosa urgente, ya te llamarían por teléfono.
5.- Utiliza técnicas que permiten relajarte: el deporte, el yoga, un baño de agua caliente, una llamada de teléfono larga y relajada, un paseo en buena compañía,...
6.- No busques la perfección: perderás demasiado tiempo intentando que algo sea perfecto y muy poca gente será capaz de apreciar ese nivel de excelencia al que has dedicado tantísimas horas y que ha impedido relajarte y desconectar.
7.- Fluye: déjate llevar por el momento y disfruta de él.

¡¡¡Recuerda!!! Las personas con calma, las que optimizan su tiempo para trabajar y disfrutar de la vida en todos los sentidos, dan buen rollo y, a más de uno, envidia.

Fuente de información: http://elpais.com/elpais/2015/05/14/eps/1431612138_703847.html y http://www.farmacialaramblabarcelona.com/2014/11/el-corazon-es-el-motor-de-la-vida.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario