viernes, 22 de enero de 2021

Rectamigdol Supositorios

 

A casi todos los que éramos niños en las décadas de los 60 y 70, se nos trataban las anginas con supositorios de varias composiciones. Concretamente, los que aparecen hoy en nuestro rincón, llevaban 2 antibióticos, sulfamida y vitamina C.

El supositorio, forma farmacéutica ya utilizada por egipcios y mesopotámicos, se empezó a fabricar industrialmente a principios del siglo XIX. Tiene el inconveniente, aparte de la incomodidad de su administración, de que la vía rectal tiene una absorción muy irregular, con lo que es difícil establecer una dosificación precisa.

A partir de los 80, fue decreciendo su uso, y actualmente sólo se utiliza como laxante, antitérmico pediátrico (el conocido Febrectal®️) y en algún caso como antiinflamatorio.También es una opción en pacientes con dificultades para tragar comprimidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario